Atrás ] Siguiente ]                           [Índice]

INTRODUCCIÓN A LA PARTE 4

Al defender la Atención Primaria de Salud, la Declaración de Alma Ata afirma que la salud está determinada principalmente por factores que van más allá de los servicios médicos o de salud pública. En los cinco ejemplos de países que han logradobuena salud a bajo coste -Sri Lanka, Kerala, China, Costa Rica y Cuba- podemos ver que un factor clave para las mejoras en la salud es un fuerte compromiso político para cubrir las necesidades básicas de toda la gente por igual. Sin embargo, Alma Ata advierte de que poderosos grupos de interés, dentro y fuera del sector de salud, pretenden dirigir las iniciativas de salud y desarrollo en dirección contraria a los intereses de los demás, sobre todo de los grupos más pobres y vulnerables. La Declaración hace un llamamiento a la participación comunitaria activa como forma de asegurar que tanto el diseño como la ejecución de la Atención Primaria de Salud se correspondan con las preocupaciones y habilidades de aquellos a quienes se destina. No debería reducirse a una participación débil y sumisa (como en muchos programas hechos desde arriba), sino que se busca una participación en el control y el liderazgo, involucrando a los miembros de la comunidad en el análisis de sus necesidades y en la planificación, evaluación y modificación de las intervenciones de salud según las demandas populares. En resumen, la Atención Primaria de Salud debería ser un proceso liberador. Por desgracia, hay muy pocos ejemplos de iniciativas de salud que hayan trasladado estos ideales de Alma Ata a actuaciones eficaces y sostenibles; y la mayoría de los que lo han intentado se han encontrado con grandes obstáculos.

La parte final de este libro comienza, en el Capítulo 16, analizando el proceso de construcción de la confianza, el análisis crítico y la capacitación (y concienciación) necesarios para que la gente luche por sus derechos y tome parte activa en aquellas decisiones que afectan a su salud y a sus vidas.

Los Capítulos del 17 al 20 tratan de cuatro diferentes iniciativas comunitarias de salud que, de distintas formas, han sido introducidas de manera capacitadora o liberadora. Esto abarca desde una pequeña iniciativa no gubernamental -como el Proyecto Piaxtla de México- a una movilización nacional masiva por la salud, como parte de la interminable lucha de Nicaragua por su liberación. Aunque uno de estos cuatro ejemplos -el programa comunitario de rehidratación oral de Mozambique- podría considerarse de perspectiva limitada oselectivo, veremos que, en realidad, incluía factores relacionados con la salud más allá del sector de la salud. Se intentó hacer la educación escolar más importante en la vida diaria de los niños ayudándolos a aprender a satisfacer las necesidades de salud de sus hogares y comunidades. Laepidemiología participativa ayudó a que los niños desarrollaran el pensamiento crítico y comprendieran la necesidad de un cambio que promueva la salud. Asimismo, el ejemplo de Zimbabue, aún siendo en esencia un programa de alimentación suplementaria patrocinado por el gobierno, ayuda a unir a las familias pobres, y a definir un espectro de problemas relacionados con la salud y llevar a cabo acciones cooperativas para solucionarlos.

Las cuatro iniciativas señaladas trataron de llevar a la práctica los principios democráticos y participativos propuestos por Alma Ata, pero se encontraron tarde o temprano con obstáculos creados por la estructura de poder existente, no sólo local o nacional, sino también a escala internacional. Hoy día, las políticas de salud y desarrollo son dictadas en gran parte por fuerzas globales. Cada vez es más difícil para las comunidades y países desfavorecidos seguir alternativas liberadoras y democráticas, igualitarias y, de este modo, sostenibles. Ante estos obstáculos globalizados contra la salud, el capítulo final de este libro ahonda en la creciente necesidad de soluciones orientadas a la comunidad coordinadas a escala mundial, si queremos hacer de la promesa de Alma Ata -Salud para Todos- una posibilidad real.


Los militares protegen a los poderosos


Copyright © 2000 David Werner, David Sanders, Jason Weston, Steve Babb y Bill Rodríguez
Traducción: Rafa Pardo de la Vega
Reservadostodos los derechos
HealthWrights: healthwrights@igc.org
Última actualización: domingo, 13 de febrero de 2000

 

 Web Access Symbol (para personas discapacitadas)Estas páginas se ajustan a las "Web Content Accessibility Guidelines 1.0", disponibes en http://www.w3.org/TR/1999/WAI-WEBCONTENT-19990505, nivel A.